AMAPOLARTE

Seguramente sean las amapolas una de las flores mas fotografiadas junto con las orquideas.
En los momentos de máxima floración nos brindan uno de los mayores espectáculos de la naturaleza cercana; acostumbrados a verlos muchas veces nos pasan incluso desapercibidos a veces, siendo una escuela de color al alcance de cualquiera y motivos preferentes de artistas como Monet.
Muchas cosas se han hecho con ellas en lo fotográfico, pero año a año van surgiendo nuevas ideas, nuevas formas de verlas, algo que te parece diferente y aun así siempre quedan fotos pendientes para otras sesiones.

Al haber miles de ellas son especialmente fáciles de “desenfocar” sea por delante, por detrás o con barridos o mal pulso buscado a propósito. En este extremo fotográfico en que me suelo mover bastante podría “vivir en un amapolar” buscando esencias mas irreales y artísticas.

 Esta superior es lo que ve un halcón cuando se tira a 200 por hora a por un pajarillo que baja a refugiarse entre las flores(escena que presencié hace tiempo). La de abajo es lo que el pajarillo ve con el corazón a 200 cuando se da cuenta que las flores le han salvado(no se porque me viene a la cabeza La Vida de Pi).
A disfrutar de la primavera toca

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *