AVES EN LAS ZONAS ESTEPARIAS

Aves
en las zonas
 esteparias



Cuando atravesamos fincas de cultivo y lomas o parameras calizas, es frecuente
que algunas aves salgan volando a nuestro paso. Muchas de ellas son parecidas y tienen un color terroso similar a la tierra que los alberga y cobija;
otras son mayores y de colores mas atractivos a nuestra vista. De todos ellos y de sus pequeñas diferencias trata este artículo.

  
       
Desde pequeño cuando iba a las colmenas,
siempre preguntaba a mi familia por los
pájaros que veía en las lomas y en los campos de labor cercanos:
“una pajarica” me contestaba mi hermano (al ver lo que debía de ser una alondra),
o “una cosa con cosicas” me decía mi hermana (cuando de
madrugada veíamos una perdiz con sus crías). Ha sido hace muy poco, y gracias a la
fotografía, cuando he podido ponerles
un apellido a las “pajaricas”.
Hace dos años cuando empecé a hacer fotografía de fauna,
pensaba que sería tarea fácil con una buena
cámara; en unos días me di cuenta que ver algo
es mas fácil que fotografiar- lo y hacen falta horas y horas de observación previa para poder acercarse los suficiente.
 El uso de escondites en los que se entra antes de amacecer y se sale al anochecer (después
de permanecer en silencio
quince horas), se hace imprescindible para especies como las avutardas, sisones o alcaravanes. Elegir bien
la época suele ser fundamental; para la mayoría de las
especies que nos ocupan, la mejor época es de Abril a
Junio,
coincidiendo con el periodo de celo de todas
ellas. Es justo cuando las cosechas muestran todo su
esplendor
y los tomillares y aliagares se tornan en jardines floridos por unas semanas. Las manifestaciones en época de celo y reproducción, suelen hacer más visibles a la mayoría de las especies que el resto del año pasan inadvertidas
en un terreno árido y adverso en todos los sentidos.
Sin duda, el ave más espectacular que podemos observar es la
Avutarda. Es una de las aves
voladoras mas pesadas, pudiendo alcanzar algunos machos los
diecisiete quilos. Esta presente todo el año (excepto los meses mas
fríos) siendo sus poblaciones
escasas. Son aves muy asustadizas y precavidas resultando
difícil acercarse a ellas andando
o en coche (no tanto en tractor). En Abril los machos se muestran más vistosos y
hacen “la rueda” dejando ver el blanco de sus
alas desde largas distancias.Vivir este momento de cerca, es uno de los mas impresionantes
que nos brinda la naturaleza cercana.

Aguilucho cenizo
Entre las rapaces representativas de la estepa cerealista,
esta el Aguilucho cenizo.
Es esa ave planeadora que suele hacer vuelos
rasantes por los cultivos en los que cría. Este hábito le acarrea graves problemas al ser
muchas veces los pollos cosechados o empacados sin ser vistos por los
agricultores. También esta presente su pariente el aguilucho
pálido.

Ortega oTurra.
Solemos ver el rápido aleteo de la ortega cuando se asusta de nuestra presencia.
Mas habitual es la Ortega o Turra (como se la cono- ce
por aquí), de aspecto similar
a una paloma, no es raro verla por barbechos o lomas, a veces en
pequeños grupos. Estas aves adaptadas   
     a las mas áridas
condiciones, suelen acudir
en los días
mas cálidos del verano a navajos o charcas tranquilas para saciar su sed y la
de sus crías. El nombre de turra hace referencia al sonido caracteristico que emiten.
Fáciles de distinguir por sus llamativos colores son las zurribalbas, o Collalbas gris y rubia. En las zonas donde la vegetación
empieza a ser mas tupida,
y apa- rece matorral como zarzas o aliagas altas aparece la Curruca tomillera, que se esconde entre las ramillas y cuesta  verla
bien fuera de la época de celo aunque la tengamos cerca.



Curruca tomillera. La mayoria de estas aves comen insectos cuando son crías y en verano, al ser estos mas abundantes 

Collalba gris

Collalba rubia
Con un
plumaje mimético y de costumbres crepusculares, el chorlito
o Alcaraván
 
es un ave zancuda de ojos amarillos que suele permanecer por el día sin moverse sobre el suelo seco. En caso de ser
sorprendido suele aparentar
estar herido(costumbre      común                              en muchas aves), mas
aún si su nido esta cerca.

Chorlito. Su nido es una depresión en el suelo, es la esencia de la confianza en el mimetis
Otras rapaces que crían en estos ambientes aunque
no sean exclusivas de los mismos son el Alcotán, el Cernícalo  vulgar y Cernícalo  primilla así
como el Mochuelo. El primilla
es un visitante estival presente en escaso número por esta
zona y que utiliza parideras
abandonadas para criar en pequeños grupos. Se alimentan principalmente de insectos y roedores al igual que el mochuelo, que cría en parideras o en montones
de piedras. Es importante por eso la conservación de gran-
des majanos y edificios antiguos para la conservación de estas y otras especies.
Cernícalo  primilla. Similar a su pariente el
Cernícalo vulgar, el macho se diferencia por su color más azulado en la cabeza y cola y por tener lasuñas blancas, así como la ausencia de manchas dorsales.
Mochuelo

El siguiente
grupo engloba a las especies numéricamente mas importantes y con mayores parecidos morfológicos;
es por lo tanto necesario tiempo de observación para poder distinguirlos bien, aunque siempre hay algún pequeño rasgo que las dife-
rencia y que os voy a intentar contar sin entrar en
tecnicismos. Podría extenderse mas la lista,
ya que son muchas las que sin
ser especificas de este hábitat,
lo utilizan para cazar o de paso hacia otras zonas.
El Gorrión chillón
o chillandra, sin ser un ave especifica de estos terrenos, cría en montones de piedras y antiguas parideras, siendo frecuente
verlo en grandes grupos fuera de la época de cría. Para diferenciarlo debemos
tener en cuenta sus cejas claras,
así como una pequeña mancha amarilla en la garganta

El Triguero
 
suele
verse en lo alto de las matas
emitiendo su canto (similar al ruido que
emite un manojo de llaves), siendo su
pico corto y robusto y tiene una pequeña mancha negra el el centro del pecho(no siempre visible)

La Calandria común es de un tamaño sensiblemente mayor que el resto de este grupo, y se diferencia sin ser muy experto, por una gran mancha negra en la base del cuello con forma de media luna.
La Terrera común es de tamaño menor; tiene
apariencia muy pálida,
sobre todo por debajo; la parte superior de la cabeza es de un tono rojizo. Rara vez se posa en zonas altas (aunque la foto demuestre lo contrario), y suele corretear por el suelo, por donde se
desplaza muy rápido.

La Codorniz  ave mucho más cono- cida
por cuestiones cinegéticas, que nos visita en la primavera-verano
para criar y de la que es habitual oír su canto, y verla corretear por entre herbazales y remos de paja.
Otra de las joyas que podemos ver en las parameras
de alrededores de Molina, es la Alondra
 de Dupont
, ave que se creía extinguida hasta hace unos años
y que pasa desapercibida al ser muy tímida no
levantar casi nunca el vuelo. En comparación con 
las otras aves, es mucho mas parda por el dorso y tiene un pico largo y curvo.

La Alondra  común
es parda, muestra las partes
exteriores de la cola y las posteriores del ala blancas; tiene
una pequeña cresta que no siempre muestra visible(mucho menor que la
Cogujada) y en la parte inferior trasera del ojo una especie de man- cha oscura con forma de abanico. Normalmente en el celo vuela muy alta sobre los campos quedándose cernida mientras emite su canto, que es una nota muy larga y continua.
La Bisbita
 campestre
tiene aspecto grácil, similar a una lavandera de colores pardos claros y dorso amarillento.

Escribo esto como agradecimiento y en memoria de todo lo que aprendí de niño en las lomas viendo “pajaricas” con mis hermanos,
y espero que esta pequeña muestra fotográfica os sirva, en mayor o
menor medida, para diferenciarlas
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *